reyes de holanda escena balcon dia del rey rotterdam

Día del Rey, la fiesta nacional más divertida de Holanda

27 de abril – Día del Rey en Holanda

El día del Rey es la fiesta nacional holandesa en la que se celebra el cumpleaños del monarca. Es la festividad más particular y extravagante de las que he visto hasta ahora.

Los holandeses y los turistas que visitan Holanda en estas fechas, aprovechan para disfrazarse de con ropas de color naranja, ponerse pelucas estrafalarias, sombreros y gafas para pasear por la ciudad, sin importarles ni cómo se ven ni el qué dirán. En este día casi todo es posible.


 

El mercadillo popular libre es la actividad que más caracteriza a esta fiesta nacional. Las calles de la ciudad se inundan de puestos improvisados. Los habitantes salen de sus casas cargados con kilos de trastos que han ido acumulando durante años. Sacan la ropa que ya no quieren, los utensilios de cocina que ya no usan, zapatos de temporadas pasadas, con la esperanza de venderlos y volver a casa con las cajas totalmente vacías y un par de euros de más en el bolsillo.

mercadillo día del rey en rotterdam 2017-2

En El día del Rey no todo en la ciudad es mercadillo. Hay infinidad de actividades lúdicas como conciertos en la calle, teatro infantil, juegos para niños, cocinas improvisadas, música y bastante cerveza.

De dónde viene la tradición de celebrar el Día del Rey

Tiene sus comienzos en el siglo XIX. Esta fiesta se llamaba El día de Waterloo y se celebraba la liberación de Holanda de los franceses. Con el paso de los años fue perdiendo arraigo en la población y para recuperar esa unidad nacional, se decidió celebrar el cumpleaños de la entonces princesa de Holanda, Guillermina de Oranje-Nassau (Wilhemina) el 31 de agosto 1885.

La fiesta pasó a ser El día de la Reina, cuando Guillermina en 1891 se convirtió en reina de los Países Bajos.

Cuando su hija Juliana la sucedió en el trono, la fiesta se trasladó al 30 de abril y se mantuvo hasta que el actual rey llegó al trono en el 2014. El cumpleaños del Rey Guillermo es el 27  por lo que se adelantó la fiesta 3 días.

dulces color naranja dia del rey rotterdam

¿Por qué es el color naranja el color nacional de Holanda?

La casa real holandesa es Oranje-Nassau. Oranje significa en español naranja. El color naranja es el color de identificación nacional. Se usa junto con la bandera en todos los partidos o encuentros internacionales.

¿Cómo se celebra el cumpleaños del rey?

Como es tradición, la familia real al completo (aquí se incluyen los primos del soberano con sus parejas) visita una ciudad de Holanda. El municipio totalmente engalanado, les recibe por la mañana con banda de música, calles adornadas, juegos rescatados del pasado, proyectos culturales, actividades de escuelas, de integración social y productos característicos de la zona. Cada ciudad intenta sacar lo más bonito que tiene, demostrar que hacen las cosas bien y lo unidos que están en la fiesta nacional y a la casa de real.

puestos de comida dia del rey en rotterdam 2017-2

La familia real al completo participa en las actividades organizadas por la ciudad. Se hacen selfis con los habitantes y catan todas las especialidades que les ofrecen.

El 27 de abril, el rey no sólo celebra su cumpleaños, sino que se deja querer y agasajar por unos habitantes que ven en su día una seña de identidad y una particularidad que los diferencia y los hace únicos.

 

personas en la calle dia dle rey rotterdam 2017-2

Tips para disfrutar El Día del Rey como un auténtico holandés

  1. Ponerte algo de color naranja. No importa lo que sea, pero sobre todo que no sea caro. Al final del día puede que termine en un contenedor de basura.
  2. Comer tompouce decorados con color anaranjado o con coronas de mazapán. Es un pastel de milhojas relleno de crema. No es obligado comerlo, pero como está tan rico hay que aprovechar la oportunidad.
  3. Si tienes niños llevarlos a los mercadillos especiales para niños o a las zonas destinadas para las actividades infantiles. Los holandeses se vuelcan en organizar juegos para que los niños disfruten la festividad tanto como los adultos.
  4. Dejar los remilgos, la dieta que acabas de empezar  y comer lo que se te antoje en los puestos en la calle. Los habitantes, sean holandeses o no, cocinan para que la gente deguste esos platos típicos. Hay de todo desde especialidades turcas, indostanas, asiáticas, holandesas y repostería.
  5. Comprar algo en un puestecillo y, por supuesto, regatear. Es lo que toca.
  6. Probar el Oranjebitterlicor típico holandés de color naranja y dulce. Se suele beber en ocasiones relacionadas con la casa real holandesa.
  7. Asistir a los conciertos en la calle. Desgraciadamente, la tendencia de los últimos años es organizar fiestas en la calle con limitación de acceso y pago de entradas.

 

Ahora ya no dudes. Apúntate en la agenda: el 27 abril del 2018 es viernes. ¿No te parece una excelente oportunidad para pasar un fin de semana en Rotterdam? Aquí nos vemos.